Dos décadas de Giingo

Captura de la primera versión de Giingo como blog

Que un proyecto propio cumpla nada menos que veinte años es algo que produce, como mínimo, cierto respeto. Veinte años son una eternidad en medidas de Internet.

Giingo acaba de cumplir veinte años de existencia, aunque en su inicio nació como la típica web personal de principios de los 2000, con su clásico pastiche de contenidos. A los pocos meses reconvertí esta web al formato blog, al calor de la moda que llevaba más o menos un año creciendo, y que permanece hasta hoy. Recordar que originalmente se llamaban weblogs y que pasaron a denominarse blogs cuando se convirtieron en moda, y haber vivido su época dorada en la llamada Web 2.0 es algo que me hace sentirme un poco viejo, aunque prefiero usar el término veterano. Y es desde luego un verdadero viaje en el tiempo comparar la persona de 18 años que creó esta web allá por 2002, y la de 38 años que hoy, por alguna razón, lo conmemora.

Esta captura que recupero con motivo del aniversario está llena de singularidades de aquella época, como la rígida maquetación no responsive, y elementos que hoy en día son rarezas del pasado pero que eran comunes en aquella época, como la sección de libro de visitas o el uso de alias o nicks para identificarse o los míticos banners de 88×31.

No sé cuánto más perdurará este extraño proyecto llamado Giingo, pero cumplir dos décadas al frente de este blog, por ahora, es algo que me inunda de nostalgia, pues soy uno de los pocos rebeldes que se aferran a esa época durada donde los usuarios éramos soberanos del contenido, antes de que llegaran las redes sociales tal y como las conocemos hoy en día, y cambiaran el contenido en Internet, seguramente para siempre.

Previous Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.