Monthly Archives

enero 2009

Redescubriendo Cinelerra

CinelerraHace unos días, gracias a uno de mis grandes descubrimientos blogueriles de este comienzo de año (Cinelerra.ES), me topé de bruces con un hallazgo inesperado: la extremadamente fea interfaz de Cinelerra se puede alterar mediante temas de estilo. Y lo mejor no sólo es eso, sino que además uno de los que incluye por defecto resulta bastante potable de aspecto.

Cinelerra, para los que lleguen tarde, es un editor de vídeo no linear con vocación profesional para Linux y otros sistemas Unix.

Este descubrimiento me ha hecho recuperar el interés por la edición de vídeo en Linux en general y en Cinelerra en particular, ya que hasta ahora sólo hacía cosas más bien sencillas con Kdenlive, que es muy rápido y sencillo pero también algo limitado.

Fotogramas del pasado

carrete

Hace un tiempo compré un escáner específico para negativos de 35mm y diapositivas. Entre las fotos que estoy escaneando he encontrado algunas de las que yo nunca tuve copia en papel, de modo que muchas fotos de mi propio pasado las estoy viendo por primera vez, y es una sensación curiosa y emocionante a la vez. Quizás se puede explicar imaginando que es como si volviera a ver una película en casa, y viera una parte que no vi la primera vez porque me quedé dormido o fui al aseo en ese momento… y es como ver la película de nuevo. Es como hacer un replay en directo del pasado, como una segunda oportunidad, como tener el privilegio de vivir dos veces el mismo momento de una vida.

A veces pienso que de gran parte de mi pasión por la fotografía tiene la culpa mi obsesión por enfrascar recuerdos, a mi miedo visceral a olvidar o perder el pasado. Y es que la fotografía nos hace inmortales a ojos de los demás y también viceversa; hace a las cosas perennes a lo largo de nuestra vida, por fugaces que hayan sido en su momento. Y eso es lo mágico, saber que tengo la suerte de poder guardar un trocito de cada cosa que he vivido.

Tengo un teléfono con Windows

HTC Touch DualSi no eres un lector más o menos habitual o no me conoces bien, no captarás el transfondo del título, pero en el caso contrario empezarás a atar cabos y comprobarás que algo no encaja.

Sí, señores, el odiador de Windows y fan incondicional de los teléfonos Nokia se ha comprado un smartphone con Windows Mobile. La historia que precede a esta a priori desconcertante decisión es algo complicada, pero intentaré ser breve:

Yo lo tenía muy claro: necesitaba un teléfono más o menos manejable que también me sirviera como agenda. Ya tuve un intento de usar agenda electrónica con una Palm TX (genial en todo) pero el móvil era más cómodo y al final andaba a base de notitas de aviso en el Nokia dejando la Palm en desuso. Mi primer intento de juntar agenda y teléfono fue con el Nokia N70, pero resultó ser una castaña enorme que no me esperaba de Nokia (devorador de batería, lento, mucho ruido y pocas nueces).

En definitiva, mi Nokia 6131 llevaba tiempo pidiendo una eutanasia y ya tenía claro que sólo necesitaba Bluetooth (para el manos libres del coche), agenda y teléfono. Me da exactamente igual que reproduzca vídeos y música, que tenga GPS o que tenga cámara de 8 megapíxeles y sea super cool. A la vista de la situación, los únicos teléfonos útiles y serios son los smartphones con Windows Mobile y las Blackberry. Y digo esto categóricamente porque el Neo Freerunner, mi soñado teléfono con hardware y software libre y abierto, ahora mismo es decepcionante y necesita aún varios minutos más de horno. El iPhone mejora con IntelliScreen pero aun así no me gusta su pantalla principal sabiendo que lo voy a usar de organizador/agenda amén del alto precio. La última esperanza eran los teléfonos con Android pero aún existen pocos y no hay modelos asequibles. Una Blackberry es cara y poco accesible, amén de que usaría una BlackBerry sin servicio de Blackberry. De los Nokia de gama media-alta mejor no hablo: Symbian estará lleno de características increíbles, pero como organizador apesta. ¿Tan difícil es hacer una today-screen* clara e informativa?, Samsung y LG hubieran sido alternativas pero ni las voy a mencionar.

Así que el día que exista una alternativa que por 199€ me ofrezca lo mismo que mi nueva HTC Touch Dual con Windows Mobile me tragaré mis principios, porque una cosa es ser un adalid del librepensamiento y otra resignarse a sufrir con alternativas mediocres.

* Today screen es la forma de llamar a la pantalla principal (lo equivalente al escritorio en un PC). No encuentro una buena traducción al castellano.