Monthly Archives

diciembre 2006

¡Felices fiestas!

cortingles

Vaya, ¡que ya es Navidad y yo con estos pelos!

Sólo una brevísima entrada para desearos a todos lo mejor en estas fiestas.

Como dicen mis amiguetes de Valencia, que echéis buenos polvorones y que os coman mucho el turrón.

Resolución panorámica con Intel GMA950 (i810) en xorg

El segundo “problema” que he tenido por ahora en mi propósito de instalar Linux en el Mac Mini (Intel) es que bajo xorg la tarjeta gráfica integrada Intel GMA950 no acepta como resolución nativa el formato panorámico.

Que yo sepa, esta tarjeta en la mayoría de las situaciones no debe dar ningún problema, de hecho tiene soporte nativo de aceleración por hardware en xorg, pero en mi caso con un monitor panorámico se empezó a poner peleona. Este howto es imprescindible si tu combinación es MacMini + Monitor panorámico + Linux. Como este caso va a ser muy poco frecuente, publico la entrada como nota mental por si vuelvo a necesitar echar mano del truco y por si quizás a alguien le sirva en el futuro directa o indirectamente.

PASO 1. El primer paso es instalar el programa 915resolution. Lo más normal es que tu distribución ya tenga ese paquete y lo puedas instalar de la forma habitual, pero si no fuera así, sólo tienes que bajártelo de su página web e instalarlo.

PASO 2. Una vez instalado, con el siguiente comando obtendrás una lista de las resoluciones soportadas nativamente por tu tarjeta gráfica.

# 915resolution -l

Observa que cada resolución tiene un modo con un código (al principio de cada línea). Bien, elige un modo que no vayas a usar nunca (en mi caso el 4b) y lo que vamos a hacer ahora va a ser “reconfigurar” dicho modo para que use la resolución que queremos. Es tan fácil como hacer lo siguiente, pero no olvides cuál era la resolución original del modo que estás cambiando, porque la necesitarás más tarde:

# 915resolution 4a 1680 1050 24

4a es el modo que estamos modificando, 1680 y 1050 es el tamaño horizontal y vertical respectivamente de la resolución que queremos usar, y 24 es la profundidad de color que queremos (comprueba cual es la máxima que soporta tu monitor, posiblemente ya esté definido en xorg.conf).

PASO 3. Una vez modificado el modo, ya tenemos una configuración usable para aplicar en xorg.conf. Abrimos dicho archivo y vamos hasta la sección Device, donde añadiremos la línea Option “ForceBIOS” “1600×1200=1680×1050”.

#nano /etc/X11/xorg.conf Section "Device" Identifier      "Intel 945GM/GMS/940GML" Driver          "i810" BusID           "PCI:0:2:0" VideoRam        64000 Option          "ForceBIOS" "1600x1200=1680x1050" EndSection

En este ejemplo 1600×1200 era la resolución original del modo, y 1680×1050 la resolución que realmente queremos usar.

Finalmente, para que la configuración no se pierda al apagar o reiniciar el ordenador, debes añadir una línea con el comando anterior (en este ejemplo: /usr/sbin/915resolution 4a 1680 1050 24) a /etc/init.d/bootmisc.sh, antes de exit aunque muchas distribuciones como Debian ya incluyen con este paquete un servicio al inicio que lo carga automáticamente. Para este último caso sólo habría que configurar el archivo /etc/default/915resolution y añadir al inicio dicho servicio.

Y ya está, reiniciando las X ya deberías ver el efecto de la nueva configuración.

Fuentes: klepas, thomasvst y Ubuntu Forums.

Vuelvo, vuelvo, vuelvo

nubecitas-vuelvo

Pensé que nunca volvería a escribir una entrada del estilo “he estado muy liado y por eso tengo abandonada la web, pero ya vuelvo, de verdad de la buena” pero sin comerlo ni beberlo al final me he visto envuelto en otro -pequeño- período de inactividad provocado por una serie de catastróficas desdichas y otra serie de aconteceres no tan desdichados

Podría contar las crónica de una muerte anunciada (la de mi nefasta placa base Gigabyte) que colmó el vaso ya demasiado lleno de mi paciencia y ayudó a tomar una decisión que llevaba incubando desde hace mucho tiempo: convertirme a la secta de la manzanita; podría hablar de la gratificante escapadita a León la semana pasada, compartir orgulloso mis nuevas experiencias y progresos en fotografía o hablar de chorradas como suelo hacer bastante a menudo, pero por ahora lo voy a dejar como lo que he empezado diciendo: un típico mensaje de “he vuelto”.

Pronto más y mejor.