Monthly Archives

octubre 2011

Planes para la luna nueva

fotucanocturna_giingo

Así como el hombre lobo saca a relucir sus básicos instintos de licántropo en noche de luna llena, yo, como amante de la fotografía en general y de la nocturna en especial, saco la cámara de fotos en noches de luna nueva.

La de arriba es una foto tomada algo pasada la medianoche. Como foto nocturna no es gran cosa, pero ayer me apetecía más ver las estrellas que fotografiar en la oscuridad.

Progresando lentamente con Blender

altavphilips_fran_alburquerque

Un viejo modelado de mis altavoces, que tenía aparcado desde hace meses, me ha servido para comenzar a preparar escenarios e iniciarme en la iluminación en Blender, algo que es bastante más complejo de lo que a priori puede aparentar.

Por ahora me conformo con no tirar de oclusión ambiental (ambient occlusion) para obtener resultados mínimamente decentes.

15 Octubre: Fotografías de la manifestación de Murcia

15o

La manifestación mundial que ayer secundó la ciudad de Murcia fue todo un éxito de participación y ocurrió, en jerga de los medios de comunicación “en un ambiente festivo y sin incidentes”. Sobre la manipulación selectiva de los medios de comunicación no voy a hacer ningún comentario, porque creo que es deber y responsabilidad moral de cada uno, hacer el esfuerzo de informarse y ser crítico para sacar conclusiones independientes.

A continuación, el reportaje fotográfico que hice durante el recorrido:

Continue Reading

El 15 de octubre, de nuevo en la calle

15octIba a escribir una sesuda reflexión explicando por qué es tan importante para tu futuro y el mío acudir mañana a las movilizaciones programadas por todo el planeta, se sea de derechas, de izquierdas, progre y neocon, seas un parado, asalariado o propietario de una pequeña pyme. El sentido común no debería entender de ideologías, y lo que está ocurriendo no debería darnos igual…

Escolar lo dejó muy claro en su blog, pero yo me tomo la licencia de parafrasearlo porque lo resume bastante bien:

  1. Porque no me resigno a que de esta crisis sólo podamos salir agachando la cabeza, apretando los dientes y renunciando a lo que tantos años costó construir.
  2. Porque no fueron ni los trabajadores ni los parados ni los profesores ni sus alumnos ni los médicos ni sus pacientes ni los pensionistas ni nuestros hijos quienes hundieron la economía. Pero sí son ellos, somos nosotros, los únicos que lo vamos a pagar.
  3. Porque quiero un modelo fiscal donde cada cual aporte según su capacidad y cada cual reciba según su necesidad. Porque exijo ese “sistema tributario justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad” que me prometió el artículo 31 de la Constitución.
  4. Porque la Constitución también me dijo que “la soberanía nacional reside en el pueblo español”, no en el Banco Central Europeo o en Wall Street.
  5. Porque si hay dinero público suficiente para volver a rescatar a los bancos, a las cajas o a sus millonarios directivos, también debería haberlo para ayudar a esas familias hipotecadas que lo pierden todo porque no pueden pagar.
  6. Porque las desigualdades económicas aumentan y me niego a que sea la eficacia, sin la equidad, el único patrón para medir el éxito de una sociedad.
  7. Porque tal vez no sirva de nada. Porque tal vez nada vaya cambiar. Porque puede que sólo nos quede la protesta y la palabra. Pero lo que seguro que será completamente inútil es quedarse en casa y esperar sentado a que todo se solucione sin más.
Más información en 15october.net, la web de la convocatoria internacional.

Usos alternativos del cuelgaperchas del coche

colgadorcoche

Puede servir para colgar cualquier tipo de indumentaria de una percha sin perjuicio de su posible arrugado, como todo el mundo conoce. Pero también puede hacer un buen papel para transportar, del vivero a casa, una planta delicada que no pueda ir posada sobre el suelo del maletero.

Sin duda, un briconsejo que no puede faltar en el manual del perfecto gardener-wannabe.

De cómo cambié la PDA por una Moleskine

Hace ya algunos meses, compré el libro “Elogio de la lentitud” (muy recomendable, hablaré de él más adelante) como parte de una búsqueda de renovación personal, que, entre otras cosas, pasaba por la búsqueda de la vida sencilla y la desaceleración de las tareas diarias.

Una de las consecuencias que trajo consigo esa búsqueda, fue un experimento personal que hice conmigo mismo. Decidí que dejar atrás mi smartphone HTC, (que por entonces hacía las veces de secretaria electrónica) y relegar sus funciones organizativas a una buena y compacta agenda de papel, podía ser una buena manera de establecer mejores criterios de prioridad para las tareas y a desacelerar algunos aspectos de mi organización.

Continue Reading