Monthly Archives

octubre 2013

Seis años de pedal y asfalto

biciatascos

Parece mentira cómo transcurre el tiempo. Según se mire, seis años es mucho y poco a la vez.

Puede ser mucho porque son más de 70 meses haciendo, con sus más y sus menos, unos 80km a la semana, o poco porque estoy tan acostumbrado que siento que llevara casi toda la vida haciéndolo (y en cierto modo así es) y apenas recuerdo cómo resolvía mis desplazamientos medios y cortos antes de decidir empuñar el manillar en serio.

Para ser franco, ahora mismo me resultaría muy difícil volver atrás. Tanto que cualquier aspecto presente en mi vida (vivienda, trabajo, quehaceres…) se vuelve más difícil y dura si obstaculizara el empleo del que para mí es el medio de transporte perfecto.

Divirtiéndome creando imágenes publicitarias con Blender

b3dsexy

Tratando de trabajar un poco más la imagen publicitaria con Blender, he tenido la inspiración de crear un falso anuncio comercial de una marca de refrescos. El ejercicio además es doble porque vuelvo a desempolvar un Inkscape que hacía mucho tiempo que no usaba, para el rediseño de una etiqueta alternativa, y trabajo con Blender para el modelado y la representación y aprendo nuevas técnicas.

Por ejemplo, es la primera vez que voy a trabajar de forma seria y consciente con el displacement, el sistema de partículas y el simulador de fluidos. Estas dos últimas cosas aún no están aplicadas en el render que muestro en la imagen, pero ayudarán a mejorar bastante el resultado, pues aunque no tiene mal aspecto, aspiro a perfeccionarlo bastante. Pese a como se muestre la imagen del render, el trabajo y el resultado aún está en pañales.

Una hoja menos, una planta más, 18 meses después

kalanchoebeharensis

Hace más o menos año y medio, escribía sobre cómo estaba gestando una nueva planta de Kalanchoe beharensis desde de una hoja partida.

Su protagonismo hoy es doble, en primer lugar por ser protagonista de esta interesante historia de reproducción, y en segundo lugar, por tratarse además de una de las especies de mi jardín a las que más cariño tengo. Su ‘padre’ es un majestuoso ejemplar de K. beharensis que supera el metro de altura y ya porta en su parte más alta unas enormes y afelpadas hojas, y es uno de los orgullos de mi terraza.

El aspecto del ‘hijo’ dieciocho meses después es el que muestra la imagen, un bonito ejemplar cuyas hojas empiezan a abandonar la tonalidad oscura y forma redondeada característica de los recién nacidos, para adquirir la forma triangulada y grisácea de los ejemplares desarrollados.

Mi nuevo servidor doméstico: Quetzal 5

quetzal5

Ya he acabado de acomodar y poner a punto el hardware en su emplazamiento definitivo de Quetzal 5, mi nuevo servidor doméstico. Se trata de un Ikea PS que hace las veces de mueble de TV (que reposa encima). En el frontal por discreción, he conservado su aspecto original, y en la trasera, he cortado aperturas para cuatro ventiladores, la salida trasera de la placa base, y para la fuente de alimentación. La bandeja interior también está modificada para albergar cuatro interruptores (para apagar ventiladores en invierno), un regulador de potencia (para regular los ventiladores) y los leds de la placa base, que se quedan en el interior.

Cumple algunas funciones que ya cumplía su antecesor, como servir de ordenador de salón o HTPC o servidor de archivos para sincronizar copias de seguridad. Además, ahora también funcionará como servidor de vigilancia gracias a Motion, conectado a 4 cámaras IP y una webcam y dispone de una partición exclusiva para jugar bajo Windows al mejor juego de la historia: Worms.

También dispone de un interruptor externo con llave que servirá para activar o desactivar el servidor de vigilancia. Al ser, en el fondo, un armario también sirve para guardar el ratón y el teclado mientras no se usa.