Monthly Archives

mayo 2008

Intermitentes para la bicicleta

Éste es mi último capricho. Si llamamos capricho a un elemento de seguridad activa de un vehículo como es la bicicleta, claro.

Intermitentes bici

La conclusión rápida tras recibirlo, montarlo y usarlo el primer día es bastante satisfactoria, estoy muy contento con ellos. Pero para un análisis más profundo, sigue leyendo…

Continue Reading

Matar procesos rebeldes en Linux

Ésta es una de esas anotaciones que las publico más como post it, para usar mi bitácora de enciclopedia cuando olvide cómo hacer algo, y que a la vez sirven para hablar de algo que puede resultar útil.

El programa de hoy va de cómo matar procesos, pero bien muertos. Todo bueno linuxero sabe que la mayoría de las veces basta con un killall nombre-del-proceso para acabar con un programa desbocado, pero hay veces que no existe forma humana de matar un proceso por la vía usual. Esto es algo de lo que siempre me estoy quejando de Windows, así que mi sistema tiene que estar a la altura, el método es el siguiente:

Con el siguiente comando obtengo una lista de los procesos y sus identificadores (PID):

 $ ps -aux

También se puede extender la orden para filtrar con el nombre del proceso, pongamos por ejemplo Firefox:

 $ ps -aux |grep firefox

Una vez sepamos el identificador o PID del proceso, lo matamos con la siguiente orden:

 $ kill -9 PID

donde “PID” sería el número identificador del proceso.

Y ahora un ejemplo completo:

 $ ps -aux |grep firefox frank 3238 11.0 21.4 251820 110600 ?  Ssl  11:13  10:51 /usr/lib/iceweasel/firefox-bin -a firefox frank 8041  0.0  0.1   3088   760 pts/0    R+   12:51   0:00 grep firefox $ kill -9 3238

Y ya está, nos hemos convertido en unos justicieros de procesos desobedientes.

Las trillizas de Belleville

trillizas

Si tengo que definir con una palabra este largometraje de animación francés, probablemente eligiría la palabra raro. Pero raro en el buen sentido. Está impregnada durante todo el metraje de un exquisito surrealismo de principio a fin, me ha encantado la riqueza de sus personajes y aparte de la genial estética de los dibujos, tiene ese tufillo française que tanto me gusta. ¿Para qué pedir más?.

Podría hacer una pequeña sinopsis, un avance del argumento, o al menos una crítica bien argumentada, pero la película es tan surrealista y tan inteligentemente absurda que no me sale nada coherente, así que… tendréis que fiaros de mí. Amantes del cine alternativo y la buena animación, apuntad esta película.