Monthly Archives

octubre 2016

Un hurón en casa

kiwi_giingo

Lo reconozco, siempre he sido un tanto escéptico con el hecho de tener un hurón como mascota. Mi yo ignorante siempre los había clasificado, sin una reflexión previa, como mascotas extravagantes, en el mismo saco que iguanas, arañas y serpientes. Sobre este animal hay tanta desinformación que yo mismo había caído en ella.

Conocer uno “en persona” fue el principio de un cambio de paradigmas al respecto y me abrió una nueva posibilidad que nunca había explorado. Fue entonces como acabé descubriendo que esta especie lleva miles de años domesticada, que son tremendamente juguetones, sociables, educables y en general están en muchos aspectos en punto intermedio entre un perro y un gato. Finalmente, y tras muchos meses informándome bastante, adopté a un macho joven que tenía en acogida la protectora Huronlife, a la que estoy infinitamente agradecido.

Como mascota doméstica tiene unos cuantos estigmas, cada uno de los cuales he comprobado que puede ser desmentido o matizado. Desde luego, hay bastante desinformación al respecto, y me apetece hacer un gran artículo (o quizás una serie de ellos) sobre todo lo que he aprendido sobre los hurones, pero de momento solo quería presentar en sociedad a Kiwi, el peludo alargado que me ha robado el corazón.

Por qué uso una bicicleta de montaña para la ciudad

Bici de montaña en la ciudad de Murcia

La segunda parte de la pregunta sería ¿por qué no una bicicleta de ciudad? Parece un tema simple pero bajo mi punto de vista tiene muchos matices.

Empecemos por lo obvio: Ya poseía una bicicleta de montaña cuando comencé a plantearme usarla como medio de tranporte habitual para la ciudad. Una segunda razón podría ser que me gusta mucho la postura de conducción en una bicicleta de montaña, más incorporado, y con la maniobrabilidad que permite su alineación de rueda delantera y manillar. He aprendido a disfrutar de cada pedalada tanto si estoy haciendo una ruta de montaña, como si estoy callejeando por el centro de la ciudad.

Pero la verdadera razón, y quizás en este sentido alguien más se identificará, es que las calles de Murcia, la ciudad donde vivo, están muy lejos de ser lo transitables que pueden ser las de cualquier ciudad europea. Me explico: Continue Reading