La gran experiencia de compostar en casa

gusanicos

Uno de los hábitos más gratificantes que he adoptado últimamente en mi vida es el reciclaje de gran parte de mi basura orgánica, proceso que se conoce como compostaje. Por un lado, convierto de manera casi desatendida la basura en compost para el jardín y el huerto, y por el otro doy un paso más en el camino hacia una vida más sostenible y coherente con mis principios.

Tengo que agradecérselo a la maravillosa Eisenia fetida, más comúnmente conocida como lombriz roja. Este bichito es totalmente limpio, inoloro, no transmite enfermedades, autoregula su población según la cantidad de recursos, y además cada día puede ingerir el equivalente a su propio peso, por lo que transforma la basura de manera rápida. Se alimenta de materia orgánica en descomposición, transformándola en el mejor abono posible para huerta y jardín, tanto en forma líquida (lixiviados, para diluir en el riego) como en forma sólida (para mezclar o añadir a la tierra).

No es la única manera de compostar, pero…

No es la única manera de realizar compostaje, puesto que la materia orgánica se descompone de manera espontánea en la mayoría de las condiciones, pero después de casi un año, es la que he elegido como única opción.

Quise experimentar también con el compostaje “pasivo”, es decir, dejar toda la materia en un cubo agujereado equilibrando la cantidad de materia seca y húmeda, pero debo decir que al menos en mi experiencia, el olor que produce es mucho mayor, y no lo volvería a intentar salvo que tuviera un lugar alejado de casa en el que realizarlo.

Sin embargo, compostar con lombrices, es prácticamente inodoro, por algún motivo que no sé explicar porque no soy biólogo. Creedme, la diferencia es muy grande. Usando una compostera en un lugar ventilado y protegido de la luz directa, apenas se percibe un olor leve al retirar la tapa. Personalmente, lo seguiría usando en el cuarto de la lavadora (por ejemplo) incluso en el caso de vivir en un piso,.

Cómo funciona

Las lombrices trabajan solas. Solamente hay que prestar cierta atención al primer período de adaptación y acondicionamiento, pero si las condiciones son favorables (protegidas de la luz, humedad suficiente, aportación de resíduos, etc.) se reproducen con mucha facilidad, y aunque están especialmente activas entre los 15 y los 25ºC, pueden vivir en un rango de termperaturas de entre 5 y 35ºC.

Hay muchas composteras en el mercado a un precio asequible. Normalmente tienen un soporte para separarlas del suelo, varias bandejas y una tapa. La primera bandeja es solo para recoger el lixiviado, y suele tener un grifo para evacuarlo periódicamente, y las siguientes bandejas son para ir llenando sucesivamente con materia orgánica, y es donde viven las lombrices.

Como dichas bandejas van perforadas en su base, las lombrices pueden subir a la siguiente bandeja para seguir alimentándose una vez que terminan la transformación en la que viven. De esta manera, la bandeja inferior se puede retirar cuando esté lista, mientras que las siguientes tienen distintos y graduales niveles de transformación.

Según las condiciones, en unos 3 meses puede estar lista una bandeja. Normalmente se sabe cuándo está lista porque es imposible distinguir la materia que componía la bandeja originalmente. Es verdaderamente sorprendente, pero el resultado es una masa terrosa, muy oscura, húmeda, y de un agradable olor a tierra mojada o a bosque.

La letra pequeña

Bueno, no se puede reciclar el 100% de la materia orgánica. Solo se puede aportar materia orgánica fresca que no contenga semillas. Es decir, no se pueden echar restos de platos cocinados que contengan aceite, o cítricos, por ejemplo. Las razones son diversas, y extensas de explicar, pero quería dejarlo anotado para que se tenga en cuenta que existen excepciones. Aun así, un hogar con un consumo y hábitos responsables podría reciclar de esta manera más de 3/4 partes de toda la basura orgánica.

compost

Y en esta foto tenemos a mis lombrices a la vista, en una bandeja de compost prácticamente terminado, que originalmente fue basura orgánica.

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio