Browsing Tag

Viajes

Qué bonita es la Garrotxa

garrotxa

Si hay una manera de viajar que me llena, es la de descubrir rincones. Alejarme de los grandes núcleos, o más bien, de los grandes reclamos que muchas veces nos distraen de lo importante, y sumergirme en lo más profundo, en lo más inesperado.

La Garrotxa es una comarca llena de esos rincones, situada en la provincia de Girona. Visitarla con poco tiempo es poco menos que una injusticia, y una suerte al mismo tiempo. Verde, humedad, roca y silencio. Pequeños pueblos como Castellfullit de la Roca o Besalú, parecen hasta otra España, y a veces, otro mundo.

Me encanta Granada

panoramica_granada

Adoro Granada. En todos los sentidos. Es una ciudad a la que siempre quiero volver, y de la que nunca me empacho. En ocasiones he fantaseado con vivir en ese lugar, pero en la fantasía o en la realidad, esa ciudad siempre está en mi mente. Nada que añadir.

Más estampas de Rumania: Sighișoara

sighisoara

He actualizado mi portafolio con nuevas fotografías y trabajos de diseño 3D. Uno de los recuerdos más impactantes de mi viaje a Rumania fue la ciudad medieval de Sighișoara, y de este magnífico entorno procede una de las nuevas fotografías que he añadido: un pequeño edificio anexo a la iglesia de la colina, situada en el punto más alto de la población.

Rumania y sus encantos

rumania_oldman

Resulta que cuando viajo, hago muy pocas compras. Para mí, el mejor souvenir que puedo traer a casa es el legado fotográfico del viaje, y dentro de esto, lo que más me gusta es captar la esencia de la cultura y las gentes de cada país, mucho más que llevarme instantáneas de los monumentos y atracciones turísticas más importantes.

Acabo de regresar de Rumania, y cuando recuerdo el viaje, lo primero que me viene a la memoria es cómo es la gente que habita ese país, sus costumbres, su vida cotidiana, su mundo y su manera de vivir… Y en un segundo momento, entonces sí, ya aparecen los monumentos, los edificios, los castillos, los restaurantes y otras atracciones turísticas. Es lo que me llevo de cada sitio, de cada lugar, ya sea otro barrio de mi misma ciudad o un país a tres mil kilómetros. No quiero el escaparate, quiero la trastienda. Y es que, realmente, si lo pienso, me ocurre con todo, pero de una manera especialmente llamativa cuando viajo.

Singapur y la higiene

singapurhigiene

Ni el famoso hotel Marina Bay, ni la noria más alta del mundo, ni la selva de rascacielos del corazón financiero ni ninguna otra cosa me sorprendió más que el concepto y la cultura de la higiene que existe en Singapur.

Aparte de encontrarme cualquier aseo público absolutamente inmaculado, la sorpresa fue encontrarme esta curiosa máquina de puntuación junto a la puerta de salida de unos aseos del aeropuerto Changi. Con ella se puede puntuar en una pantalla táctil como «excelente», «bueno», «normal», «malo» o «muy malo» el estado del aseo, e incluso aparece una foto sonriente del encargado de la última limpieza. ¡Curiosidades de la cultura!.

Holanda, paraíso de lácteos

holandalacteos_gii

Todo el mundo sabe que Holanda es lugar de referencia para determinados tipos de vicios, pero lo cierto es que mi reciente viaje a Amsterdam me reveló que el país de los tulipanes aún tenía sorpresas escondidas para mí. Concretamente escondidas detrás de las puertas de los refrigerados lácteos, en forma de natillas, yogur líquido, flanes, batidos y un sinfín de delicatessen que hacen las delicias de cualquier amante enfermizo de cualquier cosa láctea y dulce a la vez.

La joya de la corona ha sido el ‘vla’ (natillas, en holandés), que allí se vende para beber, en tetra-brik de un litro, y existe en infinidad de sabores, a cada cual más delicioso: vainilla, vainilla-chocolate, caramelo, vainilla-fresa, blanco azucarado, manzana, frutos rojos, etc.

No entiendo cómo las vacas pueden ser sagradas en un país como la India y no serlo en un país como Holanda, donde a través de su leche pueden llegar a proporcionar tan infinito placer.

Descripción del relax

nochesblancas

No pretendo aspirar a nada más. El murmullo de las olas del mar que rompen con delicadeza en la bahía rocosa, la sombra de un árbol desgarbado, el salitre, y la buena compañía de un libro. Sentir la abstracción de toda ansiedad por recorrer lo no visto, del temor por no ocupar el tiempo vacío.

Meanwhile, in Bali

bali

La isla de Bali es un lugar que embriaga, y cuyo encanto va mucho más allá del sol, la playa y el surf. Sólo por su cultura y sus tradiciones es un oasis dentro de Indonesia.

Estambul y sus encantos

istanbul

Estambul es una ciudad que embriaga a cualquiera que la visite, sea cual sea el motivo del viaje. Yo tengo la suerte de contar que he vuelto de mi segunda incursión a esa ciudad, de pasar unos días de relax con nochevieja como guinda. Sea como sea, la puerta de Asia nunca decepciona, siempre me deja con ganas de más, y siempre es el escenario místico de recuerdos imborrables.

Rusia y sus encantos

masrusia

Que me apasiona Rusia, no es ningún secreto. Realmente mi fascinación abarca desde todo el este de Europa (países balcánicos y bálticos) pero tiene su máximo exponente en Rusia. Me encanta descubrir su pasado, su gente, su cultura (ancestral y contemporánea). Me fascina su gran variedad sus fortísimos contrastes. Es un país que se encuentra tan cerca y tan lejos al mismo tiempo…

Después de maravillarme desde casi siempre la cultura de eurasia y más concretamente de Rusia, y después de haber visitado lo más bonito y significativo de Moscú y San Petersburgo, ansío poder hacer algo más complicado pero igualmente apasionante: viajar por la Rusia desconocida, su parte profunda. Descubrir Kamchatka y Sajalín, visitar algún pueblecito olvidado en algún lugar de Siberia y conocer a sus habitantes, hacer una travesía por la taiga, observar el lago Baikal, montar en el transiberiano y un sinfín de posibles experiencias.