Browsing Tag

blog

Y ya son 14 años

catorceanhos

No lo recuerdo todos los años, pero, más o menos por estas fechas, este blog está cumpliendo catorce años de vida. En la escala de Internet, esa edad poco menos que roza la senectud. Pocas cosas en mi vida he mantenido durante tanto tiempo, y de alguna manera es un pequeño orgullo.

Hasta ahora he escrito en total muchas menos entradas que muchos blogs que no cumplen dos años de vida, pero más o menos he mantenido cierta regularidad, y las 588 entradas que alberga el blog (incluyendo esta) son una suerte de patrimonio digital que me acompaña desde que escribí el primer post con mis tiernos 17 años.

Quién sabe lo que estaré contando dentro de un año, o dentro de catorce.

Nuevo diseño para nuevos tiempos

En estos momentos, estoy experimentando el inicio de una nueva y apasionante etapa, lo cual me parece un motivo excelente para darle un nuevo aspecto a mi blog personal.

Desde que no soy el autor de los diseños de mi blog y me limito a personalizar un tema bonito y práctico, no me gusta darle mucho bombo a estos cambios, pero esta vez son la antesala de algo especial. De hecho, también estrenaré muy pronto un nuevo diseño para mi portfolio personal.

Modernizando Giingo: nueva etapa con WordPress

Lo primero y más importante de todo, antes de dar mi pequeño discurso de transición, es avisar de que ha cambiado la dirección del feed, y que el nuevo es (y será) este.

Han cambiado muchas cosas en pocos años últimamente en la web. Ahora, el HTML5, el responsiveness (¡responsividad suena raro!) y demás mitología digital han sorprendido con el paso cambiado a muchos sitios web como el mío, haciéndonos parecer algo incipientemente obsoleto. Yo solía maquetar desde cero hasta el último detalle de todos mis diseños hasta ahora, gracias al XHTML y el CSS que aprendí hace como diez años, y podía haber seguido aprendiendo y reciclándome para continuar esa tradición, pero he aprendido a delegar, si es que acaso es la palabra más adecuada en este caso.

«Ahora voy a dejar esto a los que saben, y voy a concentrarme en lo que verdaderamente quiero concentrar mis esfuerzos» sería una frase que lo puede resumir todo bastante bien.

Hacía tiempo que este blog necesitaba ese cambio, y ahora que casi toda mi capacidad de aprendizaje está abducida en el mundo del los gráficos por ordenador (3D, CGI, como lo quieran llamar), he decidido modernizar un poco esto con WordPress y un diseño «responsive» que haga cómoda su lectura en cualquier dispositivo.

Así que, ¡Queda inaugurada la nueva etapa de Giingo!

Aunque la mona se vista de seda…

Como dice el refrán, mona se queda. Aun así ya me apetecía darle un lavado de cara a este blog, aunque funcionalmente no aporte grandes novedades más allá de aumentar el ancho de columna y tamaño en las imágenes, creo que era un cambio necesario.

La ocasión también me ha dado la posibilidad de introducir algunas de las (pocas) cosas que he aprendido o mejorado en este tiempo, como un tímido uso de jQuery o las tipografías incrustadas.

El último rediseño fue en 2008 y además fue el más importante estructuralmente, y tras cinco años se ha convertido en el más longevo hasta la fecha, dejando atrás la primera etapa del blog, en la que casi cambiaba de aspecto cada año, porque no en vano, el rediseño actual es el número diecinueve, y cuenta de ello da el pequeño cementerio de diseños que he ido almacenando en mi cuenta de Flickr.

Inicialmente tenía previsto este rediseño hace un año, coincidiendo con el décimo aniversario, pero como las cosas de palacio van despacio, al final el rediseño va a coincidir con el undécimo aniversario, que será en tres semanas. El diseño desde luego no es perfecto, pero tampoco es lo que pretendo, así que con lo bueno y con lo malo: ¡habemus decimonoveno diseño!

Y por fín, Giingo XVIII

Creo que aunque éste sea mi decimooctavo diseño, nunca he hecho y desecho tantos prototipos para llegar a un diseño final como en esta ocasión. Por fín, después de mucho tiempo, puedo estar publicando este nuevo diseño, que esta vez es especial por tres motivos principales:

Con este diseño he recuperado casi todos mis archivos entre Noviembre de 2002 y Mayo de 2004, que correspondían al primer año y medio de existencia de este blog. En 2004 mi empresa de hosting perdió toda mi base de datos y me quedé sin archivos y tuve que empezar de cero, pero gracias a archive.org he recuperado una gran cantidad de entradas de las que había perdido. Qué emoción volver a tener la primera entrada de mi blog, en aquellos tiempos en que empecé con Greymatter.

El segundo motivo es la vuelta al fondo blanco, después de mucho tiempo fiel a mi estilo de fondo negro. Y es que de 18 diseños que ha conocido este blog durante seis años, sólo dos han tenido fondo blanco y el último de ellos duró quince días. Éste es el primer diseño de fondo blanco con el que realmente me siento agusto, y pretendo que dure bastante tiempo. A ver qué ocurre.

El tercer motivo es que he migrado el blog al motor de Dotclear, después de cuatro años usando Pivot. Al no existir herramienta de importación y dado que los archivos anteriores a 2004 los tenía que rescatar manualmente de archive.org, he rescatado las 324 entradas de historia del blog totalmente a mano, incluyendo todos sus comentarios, depurando al mismo tiempo algunos errores en imágenes, codificación de caracteres y enlaces rotos que habían acumulado los archivos con anteriores migraciones.

Así que aquí tenemos el blog de siempre con una nueva cara. ¡Cambio y corto!.

PD: Por cierto, el feed ha cambiado, usa el nuevo de más arriba preferentemente.

Seis años

Seis años cumple mi blog el día de hoy. Me apetece escribir esta entrada porque entre otras cosas es el primer año que me acuerdo de anunciarlo.

Así que… ¡feliz cumpleaños, Giingo!.

Éramos pocos y parió la abuela

Los contornos blancos sólo son delimitadores. Desaparecerán cuando le ponga al fondo general un patrón simple que entonces ya diferenciará claramente al negro plano del fondo del contenido y todas esas cosas.

Son cosas que hay que tener en cuenta porque de lo contrario a la larga acaban haciendo mousse de chocolate antes de que uno se dé cuenta de la verdadera dimensión que tienen las cosas bonitas cuando, debajo de un árbol, la gente duerme plácidamente tras haber escuchado una canción de Jane Birkin instrumentalizada por diez ratones carnívoros expertos en post-producción de audio y vídeo y con afamada trayectoria dentro del entorno de varias galaxias ajenas a cualquier cosa menos al polvo estelar que surge una vez cada cuatro años, cuando todas las cosas redondas y brillantes del universo se confabulan en una y única hermosa exposición de avances en materia dermatológica, lo que traducido a otros idiomas resultaría tremendamente tergiversado, dicho sea de paso.

Continue Reading

Otro diseño desechado

preview3

No es que fuera el primer diseño que desecho a última hora, pero llevaba desde noviembre trabajando en él (obviamente no todos los días ni las 24h). He colgado un previo en flickr de lo que pudo haber sido pero nunca será. De repente, ya casi con todo terminado, he dicho… «no me identifico con esto», así que de la noche a la mañana, diseño a la basura.

Ale, a comenzar de cero.