Browsing Tag

Bicis

Sin frenos

sinfrenos

Sin frenos o Premium Rush (David Koepp, 2012) es la película más reciente que he visto. Aparte de las referencias previas que ya tenía, sólo con observar el cartel se intuye que es una película de esas de las que ya se conoce previamente lo que uno puede esperar, una de esas que no importa ver a trozos, una película de sábado por la tarde.

Mis primeros sentimientos al comenzar a verla hicieron aflorar mi indignación de sufrido y luchador ciclista urbano, maldiciendo en silencio las mil y una negligencias que comete el aclamado protagonista y lamentándome por la perpetuación del ya de por sí maltrecho concepto que se tiene de nosotros (los ciclistas) en la ciudad. Sí, yo pienso que la regulación del tráfico está pensada para los vehículos a motor y contraviene a las bicicletas, y con la cabeza bien alta no me ruborizo declarando que paso a diario algunos semáforos en rojo necesarios para coches y absurdos (e incluso perjudiciales) para bicis, pero siempre sin arriesgarme a provocar una situación de peligro ni para conductores ni para peatones.

Luego me relajé y reflexioné sobre la imposibilidad de que una película parida al otro lado del Atlántico norte pudiera ser de otra manera, pues estaba claro que para que fuera rentable tenía que tener acción trepidante y un guión fácil de digerir, y eso es menos probable si el protagonista se llama Koenraad y maneja afable y orgulloso su bicicleta holandesa por las calles empedradas de Amsterdam, por ejemplo.

Así pues, aparte de los topicazos americanos metidos con calzador como el chulo musculitos con un vehículo mejor que quiere quitarle la chica a nuestro protagonista débil pero con carisma y entrañable para el público, o el malo malísimo que se vuelve torpe en los momentos necesarios, es una película entretenida, al menos, y uno llega a los títulos de crédito deseando coger la bici y perderse en el asfalto.

Por último, aparte de las apreciaciones cinematográficas, también me hace cierta gracia la apología que se hace a favor de las bicicletas de piñón fijo o fixies en un momento en el que vuelven a estar muy de moda entre la muchachada alternativa y los hipsters. Realmente me encantan ese tipo de bicis, pero contemplar cómo un tirillas con su fixie de acero le gana una carrera (cuestas mediante) a un portentoso musculitos con sus marchas y su cuadro de fibra de carbono, pues me hace bastante gracia. Pero sobre lo que me parece práctico y lo que no para moverse a pedales en la ciudad ya hablaré en otra ocasión.

Cerrando el cerco al ciclista: en ciernes la obligatoriedad del casco en bici

Si tuviera que decir algo a las autoridades e instituciones de las que depende la regulación relacionada con la bicicleta, lo resumiría todo en la siguiente frase: «Si no hacéis nada bueno por nosotros, al menos, no nos machaquéis más».

Así, sin rodeos ni paños calientes. Y es que estoy realmente cabreado con la aparición del borrador del Reglamento General de Circulación (RGC) de la DGT en el que se incluye, en su demoledor artículo 179, la obligatoriedad del uso del casco en bici en todo tipo de vías (hasta ahora sólo es obligatorio fuera de vías urbanas).

Cómo no, Pablo León (autor del recomendable blog I love bicis) ya ha redactado una entrada con sus propios análisis y reflexiones, los cuales comparto al cien por cien.

Con todas las instituciones ciclistas de Europa estupefactas por la noticia, resulta difícil de creer e imposible de justificar que se adopte una medida que hasta ahora sólo existía en dos países en el mundo: Israel y Australia, y donde en este último caso resultó un auténtico desastre.

Ya existe una petición online en marcha en contra de la medida, que, si nadie lo remedia, se aprobará dentro de nueve días, tras acabar el período de alegaciones.

Para profundizar en el tema, recomiendo encarecidamente además las siguientes lecturas.

Mi pequeño caballo de aluminio

rocinflaco

Mi pequeño caballo de aluminio adora trotar por las cuestas y pendientes que le brindan las montañas que dibuja el valle del Segura. Este rocín flaco de nuestros tiempos se encuentra hastiado de polución y asfalto, pero es fiel y obediente y cada día me lleva al bosque de cemento donde gano el sustento, y me espera puntual, casi ansioso, para llevarme de vuelta. Pero es conocedor también de la suerte que entraña poder abrazar la brisa, la tierra caliza y el olor a pino con apenas rodar dos o tres momentos llevándome a sus lomos, siempre agradecida, siempre dispuesta.

Yo solo o los dos juntos, pero siempre libres.

A la compra en bici

Cuando empiezas a pensar de forma práctica y sostenible, todo acaba siendo una reacción en cadena, y si llevo casi cinco años desplazándome hasta el trabajo en bici, además de otros pequeños trayectos, ¿por qué no le iba a sacar también partido a mi bici para hacer la compra?.

Las primeras incógnitas surgen enseguida: ¿cómo la transporto en la bici?, ¿pesará mucho?, ¿se me romperán los huevos?, ¿cómo llevo la compra de la caja hasta el aparcamiento?, y así un largo etcétera. Creedme que he estado bastante tiempo dándole vueltas a todos (al menos los que me surgieron a mi), y quería usar este pequeño artículo para compartir con vosotros mis reflexiones al respecto, y las respuestas que he encontrado a cada problema.

¿Por qué?

Es rápido. Todo el mundo tiene en cuenta la cercanía de un supermercado cuando elige el lugar donde vivir. Esa cercanía juega a favor de la bicicleta, y además no perderás tiempo aparcando nunca.

Es económico. Sólo caminar es más barato pero también bastante más lento y mucho más cansado aún para cargar la compra. Por no hablar del ahorro en combustible.

Es saludable. En lugar de gastar dinero (y tiempo) en un gimnasio, aprovechas el esfuerzo en hacer la compra.

Es ambientalmente resopnsable. Ya sabes, lo de siempre, que no por repetirlo más es menos importante: no contamina nada ni intoxica a los habitantes de la ciudad. Lo pongo en último lugar poque para la persona de a pie es lo menos práctico, pero para mí, y mucha gente, es bastante importante.

Ahora, los consejos

Continue Reading

Cómo lidiar con el calor veraniego en bicicleta

Que sí, que se suele decir que las bicicletas son para el verano, pero yo siempre he afirmado justo lo contrario. En invierno sé que sólo tengo que abrigarme y voy comodísimo en la bici, en cambio, en verano apenas hay forma de escapar al sofocante calor, y pedalear bajo el sol puede llegar a convertirse en un problema serio. Precisamente por eso quiero compartir todas las técnicas que he ido aprendiendo a lo largo de varios años pedaleando bajo el tórrido sol de una ciudad como Murcia.

Creo que no hace falta aclararlo pero obviamente ésta es una entrada enfocada a quien use su bicicleta habitualmente, y para actividades no deportivas ni de ocio. Para quien usa la bici «en serio»: para ir al trabajo, a la compra o en desplazamientos cotidianos.

En definitiva, nadie se va a librar del calor, pero sí que hay varios aspectos que, tenidos en cuenta, me ayudan a que usar la bici en verano pase de ser pedalear dentro de un horno crematorio a sencillamente pedalear con calor.

Continue Reading

Cuatro años de pedal y asfalto

Piñón de bicicleta

Más o menos, por éstas fechas, hace ya cuatro años, decidí tomar en serio la bicicleta como transporte habitual. Siempre he estado vinculado a la bici, desde muy pequeño, pero hace cuatro años fue la primera vez que, con todas las opciones a mi alcance (por entonces ya tenía carnet y coche) elevé a la bicicleta como opción principal de transporte. Ha llovido mucho desde entonces pero la decisión cuajó y tras cuatro años puedo hallarme contando lo positiva que aún hoy sigue siendo esa decisión.

Curiosamente, hace un mes escaso Choco Buda escribía sobre el mismo tema en su recomendable blog, y además coincidíamos en aniversario ideológico, una anécdota que me sacó una sonrisa.

Continue Reading

Dos años de pedal y asfalto

Más o menos por estas fechas, hace dos años, tomé una determinación cuyas consecuencias han acabado influyendo mucho en mi vida diaria. Desde hace dos años soy un ciclista urbano.

En realidad mi relación con la bicicleta se remonta a muchos años más atrás, incluso en territorio urbano, pero no es hasta, como digo, hace dos años, cuando empecé a usar la bici de una forma distinta. Fue el momento en que retomé su uso después de haberme sacado el carnet del coche y empecé a usarla «bien» tomándome mucho más en serio el no usar las aceras para circular, siendo consciente de la importancia de las luces de posición de noche, etc… en definitiva llevo usando muchos, muchos años la bicicleta, pero sólo desde hace dos años me siento como bici como un vehículo más.

A principios de 2007 ya me entró el gusanillo de pensar: ¿y por qué no?. A final de año ya me lo planteé seriamente sopesando los pros y los contras.

Continue Reading

La Criticona 2009 en imágenes (y una escueta reflexión)

La Criticona 2009

Sí, lo sé, el gran evento fue hace ya dos fines de semana, pero para qué perderme en excusas vacías: simplemente no me ha aptecido buscar un momento para ilustrar mi visión de lo que fue aquel fin de semana en que Madrid se llenó de bicis (¡y vaya si se llenó!).

Antes de pasar a las imágenes voy a resumir en frases mi visita a esta primera experiencia de masa crítica internacional en España.

Empezaré por lo bueno:

  • Fue la primera vez que recorría Madrid en bici y efectivamente sí que hay cuestas, pero es una ciudad perfectamente ciclable.
  • La masa crítica del sábado (la guinda del pastel) fue alucinante. Dicen por ahi que entre 2500 y 3000 bicicletas y algún osado se atreve con 5000. En cualquier caso, en general buen comportamiento, buen rollo con los peatones y mucha adrenalina en algunos momentos
  • El hostal Luz y Vida de la Calle Cruz, realmente recomendable. Tuve un trato muy familiar y ¡me dejaron meter la bici a la habitación!
  • La gente, qué se puede decir de la gente. Hay mucha humanidad en cada persona de la BiciCrítica que tuve el placer de conocer en Madrid, ellos ya saben quiénes son

Ni bueno ni malo…

  • Me lo pasé muy bien pero desde luego es más divertido no viajar solo, pues una vez en Madrid, como hasta cierto punto es lógico, cada uno tiene sus cosas que atender
  • Mi propuesta de actividad fotográfica para el fin de fiesta no cuajó porque no era el entorno que yo imaginaba para realizarla y por diversas razones más, aunque eso no cambia que la fiesta fuera genial

Lo malo, o menos bueno…

  • El «activismo» en la gasolinera de Repsol al finalizar la alleycat me pareció simplemente lamentable. Igual es que soy menos izquierdoso de lo que pensaba, pero creo que hay muchas formas de reivindicar lo mismo. Para mí estas cosas tiran a la basura todo el duro trabajo que hacemos los ciclistas urbanos por limpiar nuestra imagen y conciliarnos con la ciudad.

¡Vamos a las fotos! (pincha para ampliar cada una)

Continue Reading

Aún no sabes cuántas bicis caben en Madrid: «La Criticona 2009»

criticona_banner_giingo

El próximo sábado 2 de mayo a las 18 horas se va a celebrar en Madrid la primera masa crítica de España a nivel internacional, que va a citar en la Plaza de Cibeles a miles de ciclistas urbanos y entusiastas de la bici de todos los puntos de España y Europa.

Este evento se va a conocer como La Criticona (en alusión a la masa crítica más grande de España) y viene a emular a la masa crítica interplanetaria que se celebra anualmente en Roma: La Ciemmona, que se celebra desde 2004 y el pasado año convocó a más de 5.000 ciclistas urbanos. Será una marcha en bicicleta, festiva y reivindicativa, que pretend dar visibilidad al uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte. Los que participaremos en ella intentaremos demostrar que la bicicleta es un medio de transporte eficaz para desplazarse por las ciudades, que no consume recursos naturales, no contamina, es saludable y ¿por qué no? también divertida.

La Criticona va a ser una organizada coincidencia de bicicletas para pedalear juntas. Una convocatoria internacional para la que ya han confirmado asistencia ciclistas de ciudades como Coruña, Gijón, Bilbao, Murcia o Barcelona y de otros países como Italia, Francia, Portugal, etc…

Las actividades, no obstante, van a empezar desde el jueves 30 de abril con la masa crítica mensual de Madrid y hasta el 3 de mayo, durante los cuales se realizarán paseos nocturnos, talleres de bicis, proyecciones, comidas populares, conciertos y todo tipo de actividades. Para ver la programación completa así como otras informaciones de interés como alojamientos, alquiler de bicis en Madrid, atención a los medios de comunicación, etc… visita la página web de La Criticona.