Un gran punto de inflexión vital

Lo que hace especial a esta fotografía de otras que tengo de mis plantas es el hecho de ser la última que hice aún viviendo en Murcia. Son los amarilis del huerto trasero de mi casa, acudiendo puntuales a su cita de floración anual, y, en esta ocasión, también regalándome una colorida despedida tres años atrás.

La siguiente foto que aparece en la galería de mi teléfono es el maletero de mi coche cargado de cosas de mudanza, con las primeras luces del día, preparado para emprender un viaje a Barcelona, la ciudad a la que estaba apunto de mudarme.

Previous Post

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Elisenda 6 mayo, 2022 at 14:47

    Recuerdo perfectamente esos días. Cuántos sentimientos, emociones, ilusiones, prisas y preparativos. Como si fuera ayer y al mismo tiempo como si hubiera pasado una eternidad. Quizá por tantas cosas en tan poco tiempo… Barcelona, estoy segura, te echa de menos.

    • Reply Fran Alburquerque 6 mayo, 2022 at 18:38

      Y tanto que sí, una experiencia intensa y concentrada, normal que yo también eche de menos esa ciudad! :)

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.