Retrospectiva de 2018

No todos los años escribo un artículo de este tipo, pero este al que le faltan apenas horas para despedirse, ha resultado ser significativamente intenso en todos los sentidos, y creo que merece la pena dar un paseo a vista de pájaro.

Desde metas personales cumplidas como aprender a montar en monociclo, un cambio radical de look, cambios en la sostenibilidad de mis hábitos, pasando por avances en el aprendizaje hasta pequeños hitos relacionados con mi profesión como nuevas nominaciones e impartición de mis primeras masterclasses, este 2018 tiene unas cuantas anécdotas que merece la pena destacar.

Aprender a montar en monociclo era una de mis retos para este año a nivel personal. Siendo consciente de la dimensión del reto, me lo tomé con calma y me concedí todo el año para aprender a montar bien; sin embargo, en Abril ya pude decir «ya sé montar», y antes del verano había aprendido a hacer giros de 90º y 180º, y durante la última mitad aprendí a montar sobre superficies irregulares y a iniciar la marcha sin ayuda de un soporte, lo cual es bastante satisfactorio para mí considerando la poca frecuencia con la que he podido practicar.

Como también se aprecia en las nuevas fotos del blog, los primeros días del año me trajeron un nuevo look, porque este ha sido el año en que puesto fin a más de una década de pelo largo, y es que apenas recordaba lo cómodo que es tener el pelo corto y las ventajas de poder cortármelo yo mismo.

Mi SEAT 1500 terminado (izq.) y una foto de referencia (der.)

En cuanto a aprendizaje y desarrollo de proyectos, no cabe duda que este año ha sido el año del diseño de vehículos, con proyectos como el SEAT Panda, el SEAT 1200, y otros singulares como el SEAT 1500 que además supuso mi primer rigging y animación de un vehículo, y la moto café racer post-apocalíptica, que fue mi primer vehículo usando texturizado PBR y mi primera moto. Finalmente, Finalmente, el OVNI coupé de la película «El milagro de P. Tinto», además de mi primer fan-art, también fue mi primer proyecto renderizado con Eevee y desarrollado en un Blender 2.80 por entonces aún en alpha.

Gracias a los proyectos de este año, he dado saltos cualitativos en cuanto a diseño de la topología y también iluminación. El incipiente uso de texturizado PBR también ha dado otro nivel a mis trabajos, y se puede ver en proyectos como la moto y el OVNI coupé antes mencionados. Además, este año también me he introducido en el renderizado NPR y Freestyle en Blender, puesto en práctica a través de mi animación Speaking of films. Creo que, en general, mis trabajos de este año son mejores que los del año anterior, y espero poder decir lo mismo el próximo año.

Masterclass a alumnos del CFGS de Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos

En el apartado profesional, he tenido la oportunidad de impartir dos masterclasses en dos ocasiones para los alumnos del título de Animación 3D, Juegos y Entornos Interactivos, que ya comenté aquí y resultó una experiencia realmente gratificante.

Aparte de eso, el videoclip animado que dirigí para Crudo Pimento sumó una nueva nominación para los Premios de la Música Independiente.

En mi estilo de vida, aunque la sostenibilidad no es ni mucho menos nada nuevo, he continuado profundizando en mis hábitos orientados a producir cero residuos (o zero waste como se conoce mejor), y es un tema en el que tengo muchas ganas de profundizar este nuevo año.

Otras pequeñas anécdotas también dignas de reseñar van desde haber obtenido la licencia A para motos (ya puedo conducir cualquier moto), nuevas aficciones como el arte del buen café, la publicación de mi segundo demo reel, toda la gente nueva con la que me he tropezado este año, y algunas más que se queda fuera para no convertir este resumen en una antología.

Por supuesto, no todo ha sido satisfactorio en un año que también ha sido especialmente duro en algunos aspectos, y en el que también he experimentado dificultades que me han puesto a prueba, sin embargo, incluso de esas situaciones he intentado destilar aprendizaje y fortaleza que trato de usar para ser cada día mejor, por lo que me despido de 2018 con la conciencia serena, tranquilo, y con ganas de sacar el máximo jugo a 2019.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.