Aventuras en monociclo

Uno de mis objetivos personales para este año 2018 es aprender a montar en monociclo. Que los pedales son casi una extensión de mis piernas no es ningún secreto para nadie que lea este blog de vez en cuando, pero meterse en este nuevo mundo son palabras mayores.

Las razones de este propósito son dobles, por un lado es algo que me daba mucha curiosidad desde hace tiempo, puesto que me encanta conducir y montar cualquier cosa con la que me pueda mover (monto en bici, patino y tengo el carnet de coche y moto), y por otro lado terminé de culminar mi decisión cuando razoné que, de conseguir superar la curva de aprendizaje, podría ser una manera muy divertida y completa de mantenerme en forma, especialmente la zona del cuerpo entre las caderas y los hombros.

Tener un excelente sentido del equilibrio y el balanceo gracias a más de una década usando la bici es algo que sin duda ayuda, pero no garantiza nada; manejar el monociclo es difícil, sobre todo si como es mi caso no conoces a nadie que te ayude y aconseje en tus primeros pasos. Por suerte, existen infinidad de vídeos en Youtube, que no sustituyen a un entrenador, pero ayudan bastante. Montar en monociclo, como decía, es difícil, pero para nada imposible, de modo que, una vez entendido que lo único que me separa de lograr este objetivo es mi dedicación, tomé la decisión: este año 2018 aprenderé a montarlo.

Y así, posaba orgulloso e ilusionado con mi nuevo monociclo en mi cuenta de Instagram, dispuesto a tomar todo este año para aprender a manejarlo con paciencia. Estos primeros tres meses del año no he podido dedicarle el tiempo que tenía previsto, pero si comparo mi última “sesión” con la primera, sin duda puedo notar un claro avance, y cada día es mejor que el anterior y, después de todo, aún tengo nueve meses por delante para aprender a manejar este artilugio.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.