Peyote mordido

peyotemordido

Salir un día a la terraza y encontrar uno de mis peyotes con éste tipo de herida ha despertado el instinto forense que hay en mí. Fuera de contexto podría ser el triste resultado de una lluvia con granizo, pero hasta tomar esa foto, en Murcia no había llovido ni una sóla vez en todo el verano.

La hipótesis que cobra más fuerza, a juzgar por la forma de las heridas, es que un pájaro se ha querido dar un festín de mescalina1 pero luego se lo ha pensado mejor al conocer el cuestionable sabor que posee.

Por suerte ahora mismo está en una época favorable para el crecimiento así que con seguridad cicatrizará las heridas y continuará creciendo hasta ser tan mayor como sus compañeros de terraza.


1 Sustancia alucinógena que éste cactus contiene en buena cantidad.

1 comments On Peyote mordido

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pie del sitio