Proyecto de bonsai, día 70

Ya han pasado algo más de dos meses desde que planté los cuatro esquejes de Portulacaria afra que pretendía que fueran pequeños bonsáis con el transcurso de los años. Intenté arriesgarme con tallos bastante desarrollados para ahorrar tiempo en la formacion del bonsái y al final, pasados setenta días, parece que dos de ellos (en la foto) están en proceso de salir adelante.

El primer esqueje en fracasar fue el pequeño de la variegada, que perdió todas sus hojas al mes y desistí de seguir porque su hermano mayor estaba en mejor estado. El segundo fue el pequeño de hoja verde porque se encontraba sensiblemente más deteriorado que el mayor, y tras dos meses lo saqué de la tierra para que me sirviera de referencia sobre las raíces que podía haber gestado el otro. Finalmente comprobé que sí sacó raíces aunque extremadamente pequeñas (apenas 1mm de largo).

Eso me sirvió para saber que muy probablemente los dos esquejes con los que me he quedado sí tengan raíces, y pese a lo deteriorados que se ven, sólo basta con que sobrevivan al invierno (actualmente exterior, techo y semisombra) y empiecen a despertar con los primeros amagos de la primavera murciana a finales de febrero.

En resumen, el proceso hasta ahora ha sido el siguiente:

Tras cortar los esquejes los dejé cicatrizar un par de días y entonces los planté sobre tierra arenosa para crasas, luego estuve sin regar durante algo más de diez días y el resto del primer mes simplemente humedecí la tierra cuando estaba seca. Durante el primer mes y medio ambas variedades arrugaron al máximo sus hojas pero mientras que la variedad simple perdió aproximadamente el 40% de las hojas, la variegata perdió más del 80%.

Actualmente la simple mantiene casi todas sus hojas aún arrugadas excepto los brotes, que están coronados por un par de hojas que si bien no han recuperado su relleno, parecen tener buena salud. Y la variegada, aunque ha perdido casi todas sus hojas, no conserva ninguna arrugada, aunque, como en el otro caso, aún no han recuperado el grosor que deben tener.

Esperaremos al final del invierno con buenas expectativas si no hay ninguna novedad antes.

Previous Post Next Post

2 Comments

  • Reply Alberto 10 noviembre, 2019 at 23:43

    Hola Frean. Han pasado muchos años pero espero que aun trabajes ocn esquejes.
    Es todo un mundo el tema de los esquejes. Yo llevo un par de años intentándolo con todas las especies que me encuentro y aplicando variaciones en los sustratos, tiestos y enraizantes/hormonas que voy usando.
    Me parece magia cunado consigues que un tallo cortado de una planta, vuelva a convertirse en una planta completa. Así que mas fascinado y mas apasionado del sistema.
    Todas la experiencias las he ido dejando en un blog sobre bonsai que tengo y he titulado el post «La magia del esqueje». Te invito a que pases a visitarlo y compartimos experiencias.
    Como hacer esquejes
    Un saludo.

  • Reply Fran Alburquerque 12 noviembre, 2019 at 21:13

    Hola Alberto! Sigo trabajando con esquejes, creo que es imposible dejarlo, y toda una tentación cada vez que saneo periódicamente algunos ejemplares. Una de las cosas que más mágicas me parecen es cómo nacen de las hojas, incluso casi sin intervención, como en el caso de los adromischus, e incluso de plantas con hojas pecioladas como el Kalanchoe orgyalis.

    He echado un ojo a tu blog y parece muy interesante, no te quepa duda que lo iré leyendo con calma a ratitos.

    ¡Un saludo!

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.