Hola, soy una mantis…

mantis

…Y vengo a recordarte que se acaba el verano. Se terminan los días largos, el bañador y las chanclas, y la temporada de melocotones. Pero comenizan otras tantas cosas buenas, como el fresquito nocturno, los nuevos desafíos y la temporada de las peras. Vamos, coge aire, y ¡sonríe!

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio