Algunas conclusiones tras probar un servicio de renderizado externo

renderst

Una de las experiencias que no había tenido aún en el mundo del 3D, es el uso de los servicios externos de renderizado. Básicamente son empresas dotadas de una gran infraestructura de computación y que se encargan de la fase de renderizado de manera remota.

Mi primera vez fue con Render Street, y es el ejemplo con el que ilustro este artículo. El servicio es muy limpio, rápido y fácil de usar a través de una cómoda y moderna interfaz web. Se parte con un bono regalo de $25, suficiente para saber cómo funciona, y su funcionamiento es tan sencillo como empaquetar en ZIP nuestro proyecto previamente configurado, y enviarlo para que sea procesado. Tanto el progreso como el consumo se puede observar en tiempo real en el panel de su interfaz web.

Las razones que me han llevado a interesarme por un servicio de este tipo han sido varias:

  • Mi proyecto actual es una escena de 2479820 polígonos y la primera secuencia consta de 620 fotogramas que, renderizados con Cycles a 150 samples, tardan aproximadamente una hora en renderizar con la máquina de mi casa. Con RenderStreet, se renderiza un fotograma cada 9 minutos de media.
  • Por alguna razón, he perdido la opción de renderizar con GPU en mi máquina y no he tenido tiempo de solucionarlo.
  • Además se acerca el verano y en mi habitación poco ventilada, el renderizado 24/7 eleva la temperatura fácilmente a los 60º.

La idea inicial era acelerar el renderizado de la secuencia por un precio que imaginaba más o menos asumible, lo que se dice “comprar tiempo”.

Después de probar el servicio las conclusiones también son diversas:

  • Para este ejemplo concreto, cada fotograma me cuesta una media de $0.69. Esto eleva el precio final de la secuencia a unos $400. Obvio decir que no he acabado de renderizar la secuencia completa. Seguramente no sea caro, pero no es un precio asumible para mí.
  • Con los $400 que me hubiera costado la secuencia entera (y solo era la primera del proyecto) puedo comprarme una muy buena tarjeta gráfica con la que renderizar en casa. Esta me parece la mejor solución amateur si el factor tiempo no es determinante.
  • El rendimiento es espectacular porque es 1:6 con respecto a mi máquina, pero la principal ventaja, en mi opinión, es sobre todo el tiempo, más que el precio.

Así que a modo de conclusión, en general, yo recomendaría este tipo de servicios en proyectos en los que se den estas circunstancias:

  • El tiempo de entrega es determinante y las máquinas de que se disponen carecen de potencia para renderizar en plazo necesario.
  • El presupuesto no amortizaría en el tiempo una inversión en infraestructura.
  • Se necesita funcionar intensivamente con varios trabajos en paralelo.

Para proyectos personales, no remunerados o que simplemente no se incluyan en los cuatro puntos anteriores, mi conclusión personal (y solo mía, obviamente) es que lo mejor es invertir en un buen equipo, y tener algo de paciencia, ¡que hay muchas cosas entretenidas que se pueden hacer mientras dura el proceso de render!

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio