Operando mi cactus a corazón abierto

De vez en cuando las historias tienen final feliz. Una de esas historias es la de uno de mis cactus, que contrajo hongos hace tres años y me obligó a realizar una operación de emergencia para salvarlo.

Lo que me motiva a escribir esta historia es que ha florecido por primera vez en los tres años que han transcurrido desde su intervención. ¡Y tanto que ha florecido, me ha regalado seis efímeras aunque preciosas flores!

Es por eso que merece la pena desempolvar las fotografías que realicé durante la ‘operación’ y mostrar su envidiable estado después de todo este tiempo.

El aspecto que presentaba hace un trienio era este. Los hongos se habían propagado en un área de varios centímetros. Tenía la alternativa de usar un fungicida pero el tamaño que había alcanzado la infección y el no ser muy amigo de los químicos me llevó a decidir operarlo.


La primera parte de la operación fue cortar las espinas que me dificultaban llegar a la zona enferma.


Con una cortadora de papel más o menos afilada empecé a extraer la parte contaminada, y es más difícil de lo que parece porque a pesar de que el interior es blando (tiene una consistencia parecida a la de una manzana no muy madura), está cubierto por ‘piel’ dura que me resultaba difícil de seccionar con suavidad.


Este es el aspecto ya con toda la parte infectada ya extraída.


Por último, ya que toda la parte que queda expuesta del interior es muy sensible a agentes externos, la protejo y favorezco la cicatrización aplicando alguna sustancia en polvo de partículas muy finas que resulte inocua para el cactus. A mí me gusta usar canela para esto porque tiene un tamaño de grano muy fino y además es fungicida natural, pero si no se dispone de canela o no se quiere usar, también se puede emplear harina.


Y como comentaba al principio, a pesar de que cicatrizó rápidamente y en este tipo ha tenido tiempo de incluso crecer varios centímetros, para mí esta floración es el punto y final de su completa recuperación. Una intervención a tiempo que evitó que se propagasen los hongos hasta acabar matando a la planta y las seis hermosas flores de la foto son prueba de ello.


Actualización

Tal y como bien se ha sugerido en un comentario, es interesante observar el estado de la cicatriz en la actualidad.

17 comments On Operando mi cactus a corazón abierto

  • Operando mi cactus a corazón abierto

    De vez en cuando las historias tienen final feliz. Una de esas historias es la de uno de mis cactus, que contrajo hongos hace tres años y me obligó a realizar una operación de emergencia para salvarlo. Lo que me motiva a escribir esta historia……

  • Mira si es este mismo cactus con sus efímeras y prodigiosas flores
    http://www.pasapues.es/blog/?p=523

  • Mi cactus tiene algo parecido como me aseguro que es un hongo

  • Me alegro mucho de que el paciente se haya recuperado tan satisfactoriamente :D

  • Hola, vengo de menéame, muy interesante el artículo, enhorabuena por tu éxito, pero no se cargan las fotos. Espero que lo puedas solucionar. Un saludo.

  • Me alegro mucho de la recuperacion de tu cactus… La verdad es que dice mucho de ti el hecho de haberlo mantenido, regado, cuidado todo este tiempo.

    Felicidades de parte de otro amante de las plantas… :)

  • ¡Genial! Porque las plantas también son seres vivos.

    ¡Ah! podrías haber incluido una foto de cómo ha quedado la zona afectada tres años más tarde.

    ¡Un saludo!

  • la cicatrización fue correcta? faltaría alguna foto del proceso.

    tomo nota porque tengo el mismo cactus. por cierto, conoces el nombre de la especie?

    gracias

  • Y por curiosidad, cómo sabes que la canela (o cualquier sustancia) es inocua para la herida de un cactus?

  • preciosas¡ ha valido la pena.;)

  • Hola! Gracias a todos por los comentarios :)

    Pasapues, no es la misma especie. Las flores son casi idénticas pero las espinas del mío son bastante más largas y el patrón de crecimiento es más columnar que globular.

    Ginés si tiene algo parecido, casi seguro que es un hongo. Podrían ser quemaduras de frío o calor pero la forma y el color serían distintos.

    Jenn y juanza, la cicatrización fue más que correcta y hoy día no afecta al crecimiento porque no llegué a tocar el centro. Ahora voy a actualizar el post con una foto de la herida actualmente, ha sido buena idea sugerirlo.

    cenicero simplemente por ser orgánica, con la que me aseguro que no tiene metales pesados o minerales perjudiciales para el cactus y porque ya lo he usado anteriormente para cicatrizar esquejes con éxito

    Y a todos, gracias por la enhorabuena ;)

  • Te felicito mucho, yo tenía un cactus le sucedió lo mismo y tristemente me tocó verlo morir sin poder hacer nada :( compré un segundo cactus y creo que le iba pasando lo mismo así que lo aislé y lo he dejado en el sol únicamente y te cuento que hoy lo vi y le estaban retoñando unas espinitas hermosísimas, parece un moñito blanco y suave, estoy muy feliz; eso es señal de su recuperación. :)

  • Gracias Marce, me alegro yo también de tu historia!

  • Wow, mi ignorancia llega a estos límites, no sabía que los cactus sacaban flores :|

    ¡Y unas flores hermosas por cierto! Que bien que lo hayas curado, yo no sabría qué hacer. De hecho tenía un cactus muy chiquitito y se terminó muriendo :(

    ¡Saludos! Me diste ganas de volver a intentar tener un cactus :D

  • Pues sí Ale, y de hecho casi todos los cactus que conozco regalan unas flores realmente preciosas, me alegra que te haya inspirado.

  • ¡Que genial historia! Gracias a tu publicación supe que hacer con mi cactus que se me moría. Lo cultive por esquejes y contrajo ese hongo negro… nada más que la mancha era aun más grande. Tuve que cortarlo y sacarle los hongos. Ahora espero por su recuperación.
    Gracias!
    Saludos desde Argentina.

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio