Descripción del relax

nochesblancas

No pretendo aspirar a nada más. El murmullo de las olas del mar que rompen con delicadeza en la bahía rocosa, la sombra de un árbol desgarbado, el salitre, y la buena compañía de un libro. Sentir la abstracción de toda ansiedad por recorrer lo no visto, del temor por no ocupar el tiempo vacío.

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio