Reflexión al vuelo

Vivimos en un mundo en el que la realidad oculta gente sola e insegura de sí misma, y al mismo tiempo vivimos en la sociedad en la que la base común es la apariencia y la posición, ergo vivimos en un mundo donde predominan deseos frustrados, mentes intolerantes y vidas vacías, en el cual las personas sin miedo a mostrar su naturaleza, ser sinceras y mostrarse vulnerables forman un club cada vez más selecto y disperso.

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio