VirtualBox, o cómo tener Windows sin tenerlo

virtualbox

Fue tratando de ayudar a una persona a hacer funcionar Adobe Photoshop en Linux como llegué a esta maravilla del software. Tras desistir de lo “complejo” que era hacerlo funcionar desde Wine, se me ocurrió volver a intentar la virtualización en Linux, dado que tiempo atrás había hecho un primer intento usando Qemu con buen resultado pero pésimo rendimiento.

VirtualBox es una aplicación multiplataforma y con una versión libre disponible de cliente y servidor que además posee una interfaz gráfica muy parecida a la de VMWare desde la que cómodamente se puede crear una imagen virtual y posteriormente instalar un sistema operativo dentro a partir de un CD-ROM físico o bien un archivo de imagen de CD.

La gran diferencia de VirtualBox con respecto a mi primera experiencia con la virtualización no es sólo su agradable interfaz gráfica, sino sobre todo su excepcional rendimiento, que cuesta diferenciar bastante del que se obtiene al ejecutar el sistema operativo de forma nativa. ¡Qué demonios! ¡Juraría que hasta la instalación era más rápida!. Y después de esto sólo me queda enumerar sus particularidades:

– El sistema operativo (en mi caso Windows) accede al hardware a través de VirtualBox, de modo que en principio sólo puede acceder a los recursos que puede ofrecerle. Yo he conseguido de primeras que acceda a la unidad de CD, a la red y al sistema de sonido, pero no a los dispositivos USB ni a particiones del disco duro.

– El archivo de imagen donde se instalará virtualmente el sistema operativo puede ser expandible dinámicamente o de tamaño fijo. También se puede limitar artificialmente la cantidad de memoria (de RAM y de vídeo) que percibirá el sistema operativo huésped.

– Para capturar el puntero y para sacarlo se usa por defecto la tecla control derecha.

Vaya, que con este rendimiento, no merece ni la pena tener una partición para Windows, de hecho incluso es mejor tenerlo virtualizado porque así siempre que se vaya a pique (que todos sabemos que Windows se acabará fastidiando) puedes tener una copia de la imagen virtual para restaurar, y santas pascuas. ¡Y yo rompiéndome la cabeza con Wine para poder ejecutar mis queridísimos juegos Worms y Carmageddon!.

Lo dicho, fácil, rápido y para toda la familia.

4 comments On VirtualBox, o cómo tener Windows sin tenerlo

  • Depende del manazas de turno que WXP pete o no, 2 years up y sin problema, vamos, desde que lo compre a piezas.

    Yo uso VMWare sobre XP con un Kubuntu (por curiosidad) y un XP (para probar exes peligrosos) virtualizados. Tenia una Tiger, pero lo borre por aburrimiento y lo poco que me ofrecia.

    Membris, lo que buscas de poder acceder al sistema de ficheros del SO anfitrion lo tienes en VMware fijo, se llama "Shared Folders", pero VMware no es soft libre… aunque a mi me da igual.
    VMware también permite limitar el numero de núcleos de la CPU que verá el huesped, y la tarjeta de sonido las virtualiza siempre como una "SB PCI/Ensoniq"

    Juas, lo mas gracioso es que con un VMWare en un anfitrion XP y una Linux "educativa" virtualizada puedes usar los drivers "divertidos" de la Wifi usb integrada de la placa base que no hay para WXP… La virtualización es muy divertida.

    Si algún lector usuario de Windows necesita un entorno Linux para desarrollo o para algun programa indispensable del que solo tenga los fuentes para Linux/Unix y le incomoda el ir teniendo que cambiar de ventanita SO huesped a anfitrion en su trabajo diario, que pruebe "cygwin" que es gratis de forma legal. A mi me ha resultado muy útil, auque no es un portento de rendimiento.

    P.D: Los Core2Duo y los AMD X2 soportan virtualizacion por hardware (acelera las ejecuciones virtualizadas) pero se debe asegurar uno de comprobar si esta activa en la BIOS de la placa. Si overclockeais vuestra maquina, he oido que algunas BIOS desactivan la virtualizacion de forma automática.

  • La verdad es que VMWare no lo he probado bajo Linux, pero acabaré haciéndolo, porque con VirtualBox no puedo ejecutar imágenes de OSX y me pica la curiosidad. Le echaré un vistazo a VMW cuando vuelva a tener tiempo ;)

    Por suerte, cada vez más aplicaciones de Linux tienen versión nativa para Windows (sobre todo las de GTK pero pronto KDE y Koffice) así que cygwin se usa cada vez para cosas más concretas.

  • Eso de “cómo tener Windows sin tenerlo” es completamente falso, en realidad es tener Windows teniéndolo.

    El carmageddon no estoy seguro, pero el Worms funciona perfectamente con DOSBox.

  • Coñe, a ver si voy a tener que ponerme científico y todo. Está claro que es una forma de hablar.

    Y el DOSBox sólo funciona con juegos de msdos, por tanto como mucho haría correr la primera parte del Carmageddon, a partir de la segunda parte precisan de directx y windows.

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio