El exorcismo del mac mini

Para los que se quedaron intrigados con la terrorífica historia de mi mac mini en coma por culpa de los sistemas anti copia del anticristo™, hoy os traigo el desenlace de dicha historia.

Hoy, y tras un mes exactamente, he decidido practicar un exorcismo a la criatura, a continuación os mostraré el proceso detallado en imágenes, así que si padeces de ansiedad, eres maquero a muerte o tienes retinas sensibles, mejor no sigas leyendo.

Mac Mini casi descuajeringado

La primera parte del proceso (aparte de rociarlo de agua bendita primero), es desmontar su carcasa, lo cual hay que hacer con cualquier elemento parecido a una espátula que pueda ir haciendo palanca. (Un mac con tornillos??? nooooooooo!!).

La tensión es máxima, el Mac se encuentra con sus tripitas al aire, pero no hay que perder la calma; en estos casos la concentración es algo muy importante. Posteriormente se procede a retirar el conjunto que forman el disco duro y la unidad óptica (ésto no era necesario pero ya que estamos limpiamos el polvo).

Ni con un juego de tornillería de precisión logré quitar los tornillos superiores de la unidad óptica (no así con el resto de tornillos del resto del mac… ¿conspiración? uhmmm…). Era momento de tomar una decisión muy difícil, pero, como he dicho antes, hay que dar pasos seguros, sin perder la calma. El procedimiento finalmente consistió en extraer el diablo mediante unas pinzas de depilar, para ello hay que pinzarlo con bastante fuerza, y mantener bajado un resorte que tapa la boca de la unidad.

El diablo está a punto de salir

Aquí hemos podido ver al diablo casi a punto de salir del aún poseído Mac Mini. Una vez extraído comprobamos en efecto que posee la marca del anticristo, tal y como ilustra la imagen inferior se puede leer: S.G.A.E.

El diablo ya está fuera

Una vez que hemos conseguido extraer el mal, se procede a una de las fases más peligrosas del proceso: matar el cuerpo extraño, al maligno.

Matando al maligno

En este caso el exorcismo se ha llevado a cabo con éxito, aquí vemos los restos inertes de lo que 30 días atrás era el mal que mi Mac Mini contenía dentro de su cuerpo y contra su voluntad. Ahora sólo queda confiar en la pronta recuperación del Mac Mini y en que todo vuelva a la normalidad, destino en el que todos confiamos.

Sirva ésta historia para salvar a los incrédulos de caer en la tentación de comprar discos originales con la marca del anticristo.

5 comments On El exorcismo del mac mini

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio