Aprendiendo Blender (II)

Dispuesto a que esto no quede en agua de borrajas, tras la primera entrega de “Aprendiendo Blender” hoy voy a continuar con la segunda. Para los recién llegados, Aprendiendo Blender es una sucesión de entradas que voy publicando en esta bitácora al ritmo de mi aprendizaje de Blender, intentando ser útil al mismo tiempo como guía para los demás, ya sea para aprender conmigo en tiempo real como mero manual por entregas.

Haciendo un pequeño resumen, en la anterior (y primera) entrega aprendimos, antes de empezar a estudiar ninguna funcionalidad, a leer la pantalla y a entender muchos de los elementos visuales que nos van a acompañar siempre. Hoy vamos a continuar con las acciones más básicas que permite la interfaz gráfica:

  • – Cambiando el tamaño de las áreas: Al colocar el puntero del ratón justo en la separación entre dos áreas el cursor cambiará de forma, en ese momento pulsar y arrastrar según creamos conveniente. Esto sirve para otorgar más o menos espacio a cada sección (menú, área de visión, botones, etc…) según nuestras preferencias. Un ejemplo de separación entre dos áreas en la figura 3 de ésta imagen.
  • – Dividiendo y juntando áreas. Exactamente igual que en el caso anterior, pero pulsando el botón derecho del ratón, lo cual desplegará un menú con las opciones “Join”, “Split” y “No Header”. La opción “Join” nos permitirá juntar las dos áreas que elijamos y la opción “Split” separará el área que queramos en dos. Esto es válido para cualquier área, ya sea la de las vistas o la de los botones o el menú. Esto es especialmente útil para mantener diversos puntos de vista simultáneos del diseño.
  • – El área de botones. Permitirán realizar diversas operaciones sobre los elementos que se encuentren seleccionados. Es una de las herramientas más potentes de Blender y en el futuro nos serivirán para ejecutar infinidad de ajustes. Inicialmente se divide en seis botones (ver imagen, figura 1). De izquierda a derecha son lógica, programa, superficie, objeto, edición y escena. Algunos de éstos botones pueden tener subgrupos cuando se seleccionan, como es el caso de superficie, que se divide, como se ve en la figura 2 de la imagen, en lámparas, materiales, texturas, radiosidad y botones del mundo.

De momento, como he dicho, aún no vamos a entrar en las acciones propiamente dichas, y por ahora hemos dado un segundo paso para entender cómo funciona la interfaz de Blender, cambiando el tamaño de las áreas, juntando y separando áreas, y haciendo una pequeña incursión en la clasificación y ubicación de las herramientas que pronto vamos a empezar a emplear.

Y para terminar, un pequeño inciso: La posición del puntero del ratón designa cual es el área activa, de modo que se puede cambiar de área activa simplemente moviendo el ratón (notarás cómo su cabecera -que puede estar arriba o abajo- se resalta). Finalmente es importante saber esto porque al ejecutar las acciones el puntero debe estar sobre el área adecuada.

¡Hasta la próxima entrega!

Dejar una respuesta:

Tu dirección de correo no será publicada

Pie del sitio